Promoción de alternativas económicas y nutricionales sostenibles como estrategia de resiliencia frente al COVID19 a través del desarrollo de producciones agrícolas comunitarias gestionadas por mujeres en las comunidades de Suelle, Karthiack, Kataba 1, Oukout y Nyassia, Senegal

El proyecto busca contribuir a un modelo de desarrollo que garantice la sostenibilidad de la vida a través de la soberanía alimentaria y la igualdad de género como estrategia de desarrollo rural agroecológico y sostenible en 5 municipios de la Región de Ziguinchor: Suelle, Karthiack y Kataba 1 en el Dpto. de Bignona; Oukout en el Dpto. de Oussouye; y Nyassia.

Esta zona del país está situada en la Región Natural de la Casamance donde ha habido un conflicto independentista durante más de 20 años, aislando a la región del resto del país (lo que ya sucede físicamente por estar situada entre Gambia y Guinea Bissau). La Región de Ziguinchor es una de las zonas con mayores niveles de inseguridad alimentaria según la FAO, factor agravado por la pandemia de COVID19.

Este proyecto se centra en mejorar las oportunidades económicas y nutricionales de 763 personas especialmente afectadas por la pandemia de COVID19, a través de la promoción de prácticas agrícolas sostenibles, resilientes e igualitarias en la Región de Ziguinchor.

A través del proyecto, trabajamos para alcanzar los siguientes resultados:

· Consolidar los sistemas de protección y gestión sostenible de las zonas forestales de los 5 municipios.

· Aumentar alternativas económicas y nutricionales de los pueblos de Suelle, Karthiak, Oussouye y Nyassia, ante los recursos forestales, a través de la puesta en marcha de 4 perímetros agrícolas comunitarios gestionados por Grupos de Promoción Femenina (GPFs).

· Consolidar la cadena de valor sostenible de tres frutos forestales (madd, ditax y neré) a través de fortalecimiento de 6 Grupos de Interés Económico (GIEs) agroalimentarios integrados por 133 mujeres.

Actividades propias del proyecto

En marcha los 4 perímetros agrícolas y viveros de demostración en técnicas agroecológicas gestionados por mujeres en las comunidades de Suelle, Karthiack, Kataba 1, Oukout y Nyassia en Senegal.

Para mejorar el rendimiento de la producción, se ha construido pozos artesanales mejorados con sistemas de extracción con energía solar en las huertas comunitarias.

El vivero servirá por un lado de espacio de cultivo para la producción de plantas y por otro, de zona de aprendizaje de la reproducción y trasplante de especies frutales de alto valor nutricional, como el madd, ditax y neré.

Esto facilitará mucho el trabajo de las mujeres agricultoras reduciendo el tiempo de riego al tener el agua más cerca del cultivo y al no tener que extraerla manualmente (a pulso) desde una profundidad de 15 metros. Además, reducirá el cansancio de las agriculturas mejorando sus rendimientos.

Proyecto financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID)