Paz y Desarrollo

PyD presenta los resultados de la implementación en Filipinas del Programa Regional para la Promoción de la Participación Política con Equidad de Género financiado por AECID Butuan, Agusan del Norte

 

Como parte de los actos de cierre del Programa Regional para la Promoción de la Participación Política con Equidad de Género en Bangladés, Camboya, Filipinas, Timor Leste y Vietnam (Convenio AECID 10-CO1-029), conocido localmente como Female Forward, PyD organizó el 23 de agosto en la ciudad de Butuan una reunión con actores clave del proyecto y participantes de las provincias de Agusan del Norte y Lanao del Sur, Mindanao, para presentar los resultados del proyecto y establecer mecanismos para la sostenibilidad de los logros alcanzados.

La jornada fue inaugurada por Marita Pimentel, representante del Instituto de la Mujer y Género de la Miriam College (MC-WAGI), socia nacional de PyD para este programa. En su mensaje, Pimentel recordó los inicios del proyecto y las distintas reuniones que PyD mantuvo con su institución y PILIPINA durante la formulación del proyecto, así como el 1er Congreso Nacional hace ya 4 años y que tuvo lugar en el mismo salón que ahora nos acogía. ¨Ya no tenemos que hablar de Female Forward! si no de los grandes pasos que hemos dado¨ señaló la representante de WAGI. Destacó el intenso trabajo realizado y la multitud de personas que han formado parte de esta iniciativa alegrándose además de ver ahora nuevos rostros y nuevas generaciones dispuestas a tomar el relevo. Durante el mismo, se presentaron y validaron los resultados del estudio final realizado por un equipo de evaluadores externos. El estudio, cuyo objetivo era analizar 1) los logros del proyecto, 2) la relevancia del mismo y, 3) el resultado de las actividades, así como aportar recomendaciones para futuras estrategias, proyectos e intervenciones, ha hecho hincapié en el importante vínculo que existe entre la participación política y la autonomía económica de las mujeres, principalmente en las áreas rurales.

Durante su presentación, la evaluadora externa, Thea Bohol, señaló que ¨en general, en relación a los indicadores previstos, se observan cambios positivos en el conocimiento de los titulares de derechos y titulares de responsabilidades´. El estudio destaca también las acciones implementadas en el marco de la campaña de comunicación, la realización de Congresos Nacionales – que ofrecen un espacio para el diálogo y rendición de cuentas, y los talleres y orientaciones en lengua vernácula. Durante la presentación se indicaron también ciertas áreas de mejora, principalmente en el sistema de seguimiento y monitoreo, enfoque contextual – principalmente religioso en Lanao del Sur y la escasa participación de PyD en sesiones públicas de los gobiernos locales. Recomendaciones que el equipo de PyD Filipinas tendrá en cuenta en la implementación de nuevos proyectos y acciones. Tras la presentación tuvo lugar un foro donde los participantes tuvieron la oportunidad de compartir sus impresiones y recomendaciones sobre los resultados y la implementación del programa.

Durante el mismo, destacó la participación del Concejal de la ciudad de Marawi, Abdani Alonto, quien ha venido apoyando el programa desde sus inicios, reconoció las dificultades encontradas con el gobierno local de su ciudad y solicitó una mayor intervención y lobby del Ministerio de Planificación Económica y Presupuestos con el fin de monitorear los presupuestos públicos locales y garantizar el desembolso correcto uso de los presupuestos de género y desarrollo. El evento incluía también una mesa redonda con líderes y representantes de los gobiernos locales, organizaciones civiles y jóvenes. Historias desde el terreno que ponen cara a los resultados del proyecto y lecciones aprendidas. Estudiante aplicada y joven líder, Lorebel Chua, participante de las capacitaciones y formaciones para jóvenes de PyD y MC-WAGI, reconoce estar lista para hacer frente al reto de cambiar los tradicionales estereotipos sobre las mujeres. Junto a otros participantes de los talleres y capacitaciones del programa de PyD, Chua ha fundado una organización juvenil recientemente acredita por la universidad – YoGA Young Gender Advocates para defender la igualdad de trato y de derechos de ambos, hombres y mujeres. Por otro lado, Noronisa Malik, Barangay Chaiperson, del barangay Cadayonan en el municipio de Balindong, siempre ha ejercido un rol importante en su comunidad; mediadora, consejera, facilitadora y líder, sin embargo, reconoce que para el resto de las mujeres de su comunidad, el programa les ha ayudado a desarrollar otra perspectiva sobre sí mismas y el rol de las mujeres como miembro importante de sus familias y comunidades, y para sus parejas, como importantes compañeras con las que compartir su vida. Erlinda Rosales sin embargo, reconoce que ha tenido que hacer frente a muchos retos en su vida. Desde pequeña, ha visto como su padre maltrataba a su madre, haciéndose cargo de sus hermanos y, eventualmente también de su madre. Rosales, quien se inició en la politica como kagawad (concejal) bajo el gobierno de su marido, está orgullosa de haber formado parte del programa de PyD y poder ser testigo de cómo las mujeres de su comunidad han ganado autoestima y confianza con el mismo, ejerciendo sus derechos y haciendo frente incluso a los abusos y violaciones. Samuel Silong comenzó su andadura con PyD hace tres años, cuando PhilDHRRA-Mindanao le informó del programa. Pescador y presidente de la organización de pescadores del barangay San Roque, en el municipio de Kitcharao, admite que no le costó entender y asumir los objetivos del programa porque en su comunidad, las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres y que su participación es igual de importante que la de los hombres. Al contrario, su participación le sirvió para darse cuenta que su organización seguía el camino correcto. Más allá de su rol como como representante la sociedad civil, Silong decidió trasladar su experiencia y aprendizaje al ámbito privado, animando a su mujer y dos hijas, a terminar sus estudios universitarios. ¨Es la primera vez que en nuestra comunidad, se nombran tres ¨Silong¨ durante la graduación¨ reconoce con orgullo. Abdulrahman Taher, Personal Focal de Género y Desarrollo y periodista afincado en la ciudadad de Marawi, señala que, al contrario de lo que muchos consideran, el programa está en perfecta sintonía con la cultura meranaw y las enseñanzas y reflexiones del Islam. ¨Ya era hora de que las mujeres conocieran sus derechos y las leyes que las defienden¨. Las sesiones de la mañana finalizaron con la intervención de Marilyn Pintor, Directora Regional de la Comisión de Derechos Humanos en Caraga. Pintor recordó los distintos mecanismos que la Carta Magna de la Mujer reconoce a las mujeres para fomentar su participación política, como candidata, votante, miembro de los Consejos Locales Especiales y el Consejo Local de Desarrollo, etc. La representante de la Comisión de Derechos Humanos animó a los asistentes a continuar organizándose y fortalecer las capacidades de las organizaciones civiles y organizaciones de mujeres ¨para asegurar que nuestras voces sean tenidas en cuenta por los gobiernos locales¨. Por la tarde, los (47) asistentes fueron separados en grupos: titulares de derechos, titulares de responsabilidades, representantes de la comunidad académica y jóvenes, con el fin de elaborar sus respectivos planes y estrategias para garantizar la sostenibilidad de los resultados del programa. Las iniciativas, que fueron recapituladas por Glenn Bais, Director Ejecutivo de PhilDHRRA-Mindanao, se resumen en (4) estrategias: 1) Asunción por parte de los titulares de responsabilidades de su rol como actores para la defensa de la igualdad de género promoviendo la creación de capacidades los hombres y mujeres de sus localidades, 2) Fortalecimiento de las organizaciones de mujeres, 3) Fortalecimiento de los pools de género de las universidades a través de los programas de extensión académica y 4) Promoción de la igualdad de género entre los jóvenes no solo a través de orientaciones y seminarios, pero también de actividades deportivas, sociales y artísticas. Para finalizar el evento, PyD reconoció la labor y el apoyo de las socias co-implementadoras, PILIPINA y MC-WAGI, y las socias locales MuCAARD en Lanao del Sur y PhilDHRRA-Mindanao en Agusan del Norte, y presentó, de la mano de Jaime Makinanao, Coordinador Local del Programa en Agusan del Norte, el Manual bilingüe (inglés/visaya) de Formación para Formadores sobre Participación Política con Equidad de Género, publicación liderada por PILIPINA con el apoyo de PhilDHRRA-Mindanao, bajo la supervisión y edición de PyD. ¨Un manual que recoge todo lo que habéis venido aprendiendo estos años y en vuestra propia lengua local para garantizar que esta iniciativa y los principios que la inspiran, lleguen a todos los rincones de vuestra comunidad¨ subrayó Makinano. ´Cinco años dan para mucho y sin embargo, todavía tenemos la sensación de que no ha sido suficiente¨ señala Lilia Pérez, Representante País de PyD Filipinas. ¨Sé que muchos de vosotros creéis que el objetivo del programa era demasiado grande, inalcanzable incluso. Pero si entendemos el programa como una contribución a ¨la promoción de la igualdad de género en la participación política¨ y observamos ahora a nuestro alrededor: los Sistemas Focales de Género y Desarrollo creados y reconocidos en nuestros 14 barangays en Lanao del Sur, los Planes y Presupuestos de Género y Desarrollo que habéis elaborado en vuestros gobiernos locales de forma participativa con representantes de la sociedad civil, los pools de expertos a nivel académico, las alianzas de organizaciones civiles y agrupaciones de jóvenes dispuestos a seguir defendiendo la igualdad de género y la participación política de las mujeres, entonces no podemos negar que de algún modo, hemos logrado cumplir con nuestro objetivo¨ Para más información y fotos, puede visitar nuestra página de Facebook: Female Forward.