Reducimos los riesgos de desastres en Filipinas a través de nuevas técnicas junto a la población universitaria

FORMAMOS PARA REDUCIR LOS RIESGOS DE DESASTRES NATURALES EN FILIPINAS

Durante el mes de Noviembre hemos puesto en marcha la actividad de reducción de riesgos de desastres naturales con enfoque de género en las municipalidades de Remedios T. Romualdez (RTR) y Las Nieves, Agusan del Norte, región de Caraga, Mindanao, Filipinas.

Dicha actividad se encuentra enmarcada dentro del proyecto de “Fortalecimiento de capacidades de gestión pública participativa e incidencia política con enfoque de género” que se está desarrollando en cinco barangays de ambas municipalidades. El proyecto está financiado por la AECID.

El pasado Julio distintas personas pertenecientes a los barangay council -gobiernos de los distintos barrios de las municipalidades- y de las organizaciones locales recibieron cursos de formación por parte de la Oficina Provincial de Reducción de Riesgos de Desastres Naturales (DRRMC) para formarse como facilitadoras en prevención de riesgos de desastres naturales. Con la actividad desarrollada este Noviembre los nuevos formador@s han podido “estrenarse” delante de las comunidades, dando cursos de dos y tres días en los barangays Mat-i y E.G.Montilla de Las Nieves y San Antonio, Panaytayong y Humilog de RTR. Las jornadas han estado dirigidas a las distintas organizaciones locales de cada barangay: asociación de mujeres, de campesin@s, de jóvenes, de personas mayores y de comunidades indígenas entre otras, y han servido para concienciar y trabajar con la comunidad sobre la importancia de estar preparad@s y organizad@s para un desastre natural como pueden ser terremotos, inundaciones o tifones, frecuentes en la zona.

A través de dinámicas y actividades participativas se han trabajado temas como la importancia de la perspectiva de género en la prevención de desastres naturales, ya que las mujeres siempre son las más perjudicadas durante épocas de caos, la planificación de un plan de evacuación, los objetos básicos para un kit de emergencia, o formación en primeros auxilios, entre otros muchos.
Con esta actividad se ha garantizado la sostenibilidad de la formación, ya que son las mismas personas de la comunidad las que se responsabilizan de concienciar sobre la prevención de riesgos de desastres naturales.

Estamos content@s de dar la enhorabuena a los dos nuevos equipos de formadores y les felicitamos por este gran esfuerzo y buen trabajo. Una comunidad unida y preparada es menos vulnerable a los desastres naturales!